La cima del mundo

”El buen samaritano”

Si tengo una virtud, es la de ser un buen samaritano. Me hagan lo que me hagan, siempre ayudo a los míos por encima de todo. No creo que sea malo ayudar a los míos, pero a veces, tengo que pensar más en mi y tomar el timón del barco que lleva mi vida. Tengo claro una cosa, el destino de mi barco no es el muelle de otra persona, es la cima del mundo. Debo decir, que para llegar a la cima del mundo, mi barco habrá sufrido pérdidas, la gente que quiero en este mundo, se irá tarde o temprano, y es algo que tengo que asumir pase lo que pase.
En el océano, todos los barcos tardan en llegar a su destino e incluso se pierden por el camino. Y de eso trata la vida, pase lo que pase, tienes que poner de tu parte y salir hacia delante. Y cuando encuentres el camino correcto, sigue todo recto hasta llegar a la cima del mundo. Cuando llegues a lo más alto, grítale al mundo por todo lo que has luchado, la gente que has dejado atrás, y lo más importante, señalale a esa gente que te subestimó donde estás ahora.
Advertisements